Blogia
Un Mundo en 4D

De la serie: Curiosidades reales dramatizadas. Capítulo 1: Yo te curo la impotencia, tú tranquilo. Por Tostadora.

De la serie: Curiosidades reales dramatizadas. Capítulo 1: Yo te curo la impotencia, tú tranquilo. Por Tostadora.

Inglaterra. Noviembre de 1888. Despacho del cirujano Julius Althus.

 

-Entonces doctor, ¿puede curarme la impotencia?

 

-Of course, mi querido amigo –dijo el doctor Althaus mientras daba un último sorbo a la taza de té, con su meñique erecto-. Supongo que sabrá usted que tengo escrito un tratado sobre la cura de la flacidez “priapal”.

 

-Si, he oído que es un éxito en el barrio de Whitechapel.

 

-Me va a hacer sonrojar… Yo no diría tanto un éxito de ventas. Es más… una contribución, como ninguna otra en la historia de la humanidad, al orgullo masculino.

 

-¿En qué consiste la cura?

 

-Túmbese en la camilla, querido amigo, y desnúdese de cintura para abajo.

 

-¿Así?

 

-Si, no se mueva. Esto que tengo en la mano es un ánodo. Si me permite se lo voy a introducir en la uretra.

 

-Escuece un poco.

 

-No se preocupe, si se realiza con habilidad, este procedimiento algo complicado no es del todo desagradable… Ya está. Gírese. Ahora le voy a ensartar… Disculpe, quería decir insertar un cátodo en la región lumbar.

 

-¿Y esto va a hacer que vuelvan mi erecciones?

 

-No. Lo hará la corriente eléctrica. Dependiendo de cómo de obstruidos estén los conductos tengo que aplicar una carga diferente.

 

-¿Y cómo están los míos doctor?

 

-Muy obstruidos.

 

Althaus pulsó un botón rojo.

 

-AAAAAAAAAAAAAAAAAAGGGGGGGGGHHHHHHHHHHHH

 

-Aguante, ya queda poco.

 

Althaus paró la descarga. Un humillo negro salía del pubis del paciente.

 

-¿Cómo se siente?

 

-¡Mire! Estoy… está… ¡tieso!

 

Ambos se fundieron en un abrazo, no especialmente efusivo, pues los separaban unos irreductibles 12 centímetros.

 

A lo largo de su carrera Althus cosechó más fracasos que triunfos.

 

Y, curiosamente, su porcentaje de éxitos coincide con el de población con tendencias sexuales masoquistas.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres